Los tres meses Santos

Los Tres Meses Santos

Sheij Mohammed Adil an-Naqshibendi al-Haqqani,

Sohbat del 24 de marzo del 2017.

As-salamu ‘alaykum wa raḥmatu Llahi wa barakatuh. A‘udhu biLlahi mina sh-shayṭani r-rajim.

Bismillahi r-Raḥmani r-Raḥim. Aṣ-ṣalatu wa s-salamu ‘alá Rasulina Muḥammadin Sayyidi l-awwalina wa l-akhirin. Madad ya Rasulallah, madad ya Sadati Aṣḥabi Rasulillah, madad ya Masheyijina, dastur ya Sheij ‘Abdullah al-Fa’iz ad-Daghistani, Sheij Muḥammad Naẓim al-Ḥaqqani. Madad. Ṭariqatuna ṣ-ṣuḥbah wa l-khayru fi l-jam‘iyyah. Al-ḥamdu liLlah,

 

La próxima semana -en cinco días, in sha’a Llah-, llega una bella estación. [Es] la estación de la misericordia de Allah جل جلاله ,la estación del perdón y los favores. Llegan los tres meses sagrados. El miércoles será el primer día de Rajab Shahru Llah, in sha’a Llah.

Tales meses, son los meses que dan felicidad a las personas y a los creyentes. Tales meses, son los meses de las bendiciones y el perdón.

Rajab es el mes de Allah ‘Azza wa Jalla. Dice nuestro Profeta صلى الله عليه وسلم .Rajab es el santo mes de Allah جل جلاله ,Sha‘ban es el mes de nuestro Profeta صلى الله عليه وسلم y Ramaḍán es el mes de la ummah. Estos tres meses sagrados son más santos y hermosos que los demás y hacen sentir plena a la gente – no a nivel físico, sino espiritual.

La gente del dunya creó actualmente sus propias vacaciones y fiestas, pero las mismas no tienen el menor valor. Todos sus objetivos consisten en ganar dinero, no buscan otra cosa. Inventaron el Año Nuevo y muchos otros días similares: el día de la Madre, el día del Padre, el día de la Abuela y otros días. Y ninguno de ellos tiene espiritualidad, es todo por el dinero. En cambio, estos meses sagrados son verdaderos meses de felicidad y belleza. Cuando llegan, la gente se siente aliviada y los esperan con alegría.

Ayunamos alguna vez en Sha‘ban o Rajab. Diversas personas ayunan a lo largo de los 3 meses, otros ayunan tres o cinco días, o los lunes y jueves. Llega una sensación muy agradable: cuando rompen su ayuno al caer la noche, obtienen un disfrute tanto espiritual como físico. Es muy virtuoso ayunar en Rajab. Quien no pueda ayunar, debe ayunar al menos un día. Nuestro Profeta صلى الله عليه وسلم da las buenas nuevas de que ayunar un solo día es mejor que todo el dunya.

Hay virtud adicional para quien ayune dos días, y otra virtud para quien ayune tres días. Cuanto más ayunéis, más virtud obtendréis. Y si ayunáis 5 días, será igualmente distinto. Además, tiene también algo en favor de este mundo: quien ayune cinco días en Rajab se verá a salvo de locura, vitíligo y lepra – tales enfermedades no se les transmitirán. La gente actual debería prestar atención a eso, pues muchos enloquecen por depresión. Deben ayunar al menos cinco días en Rajab. Si ayunáis los lunes y jueves durante Rajab, eso hará más de ocho días. Si no, podéis ayunar un día a la semana y añadir otro día – eso harán los cinco días.

Existe otro consejo de nuestro Profeta صلى الله عليه وسلم en cuanto a Rajab. Él صلى الله عليه وسلم dice que se oren 30 raka‘at, con tres surah Ikhlaṣ en cada rak‘ah y tres surah Kafirun en el segundo. Debéis rezar 10 raka’at cada 10 días. Hay una du‘a’ para [el mes], y debéis recitarla también. Además, existe un dhikr especial para Rajab. Cuanto más os acostumbréis al mismo, mejor. Al llegar Rajab, quien pueda debe tomar una ducha, orar dos raka‘at y hacer la du‘a’ de Rajab. Tal du‘a’ se anota en los libros, shukr a Allah جل جلاله.

La presente estación es, como dijimos, la estación de las bendiciones y la belleza. No debemos perderla, no debemos dejar escapar esta oportunidad.

Después llega el mes de Sha‘ban, y a continuación Ramaḍán. Todos ellos son un favor de Allah جل جلاله para nosotros, llegan de parte de Allah ‘Azza wa Jalla. Cuando Allah ‘Azza wa Jalla da, no espera nada a cambio. Pero cuando la gente hace algo, siempre hay algún truco detrás. Dicen: “Hago esto por ti, ¡bienvenido!”. Después emiten una factura por ello, y tendréis pérdidas tanto materiales como espirituales. Si os unís a ellos en esas sus vacaciones, tendréis pecados y pérdidas. Debemos mantenernos alejados de esas cosas de la gente del dunya. Lo llaman “ma la ya‘ni”, trastos inútiles. Lo que es útil para el dunya… Vivís en este mundo, y dicen: “¿Qué haremos con el akhirah? ¡Vivimos en el dunya!”. Si trabajáis por el akhirah, también vuestro dunya prosperará. Y si trabajáis por el dunya, no dará beneficios en ninguno de los dos. Debemos prestar atención a eso.

Sean benditos estos meses santos, y quiera Allah جل جلاله permitirnos a todos recibir de sus virtudes. Quiera Allah جل جلاله ayudarnos, para que así sea. Los profetas y awliya’ solían realizar su reclusión, tener sus privaciones y viajes espirituales durante estos meses. Entones, no es por nada. Allah ‘Azza wa Jalla no dice nada sin motivo, y Allah جل جلاله nos anota sus virtudes. Y si intentamos imitarles, se nos dará de esos favores. Él جل جلاله dice: “Mis siervos Me جل جلاله creyeron. Creyeron en Mí جل جلاله ,e hicieron lo que Yo جل جلاله dije. ¡Yo جل جلاله les daré de Mis favores!”. Y el jueves es la Laylatu l-Ragha’ib. La Laylatu l-Ragha’ib es una de las mayores noches. Allah ‘Azza wa Jalla da Sus favores en 5-6 noches, las cuales son grandes y santas noches. Los favores de Allah جل جلاله están abiertos sin límite en esas noches. Allah ‘Azza wa Jalla da tales favores que la mente humana no los puede abarcar, son incontables para vosotros. La primera es Laylatu l-Ragha’ib, la segunda es Laylatu lMi‘raj y después llega Laylatu l-Bara’at. También están Laylatu l-Qadr y las noches de ‘Id. Son noches santas y, quien pueda, debería permanecer despierto. Quien no pueda, debe orar y hacer el Qiyamu l-Layl antes de ir a la cama. Si se levantan para el tahajjud y permanecen despiertos, Allah جل جلاله lo contará como si hubieran velado toda la noche.

Rezad tanto como podáis en esa noche y pedid de Allah جل جلاله – las du‘a’ vienen aceptadas. Allah ‘Azza wa Jalla envía ángeles, y dice: “¿Hay alguien que pida perdón? Yo جل جلاله le perdonaré. ¿Hay quien Me جل جلاله pida rizq? Yo جل جلاله le daré. ¿Alguien pide una cura? Yo جل جلاله lo curaré. ¿Hay alguien que pida algo? ¡Que pidan!”. Allah ‘Azza wa Jalla envía ángeles hasta la oración de la mañana, y dice: “DecidMe جل جلاله qué necesitan, para que Yo جل جلاله dé”. Ciertamente, Él جل جلاله lo sabe todo, pero es para que la gente atienda a la lección y no sea perezosa. Deben orar. Allah ‘Azza wa Jalla acepta todas las oraciones en esa noche, dichas oraciones vienen aceptadas.

Se trata de [un] don de Allah جل جلاله a la ummah, pues quienes son felices con esto -con el Islam y la iman- se alegrarán de tener estos tres meses. Quienes respeten estos meses, se alegrarán. Estos meses no [son] como las temporadas de cosas materiales, como Año Nuevo e incluso Navidad. Normalmente debería ser una época santa, pero es solo un momento de comercio material, y también Año Nuevo. Esos días de la Madre, día del Padre, día del Amor y todo mal día, son sólo para… No es espiritual, es sólo para lo material y para obtener más dinero de la gente. Engañan a la gente para tomar su dinero, ninguno es espiritual.

En cambio, la estación de Allah ‘Azza wa Jalla está llena de misericordia, bendición y felicidad. Quienes respetan estos meses, esperan en realidad como para la llegada de [un] buen invitado. Al acabar Ramaḍán se entristecen, pues pasaron los tres meses, y se quedan esperando a que regresen. Al-hamdu liLlah, nosotros… In sha’a Llah llegaremos, pues Allah sabe cómo y quién podrá o no llegar. Y al-ḥamdu liLlah, in sha’a Llah, llegaremos a los 3 meses con alegría. Así, quien respete estos tres meses se alegrará. ¿Y quiénes respetan esos meses? En especial quienes siguen al Profeta صلى الله عليه وسلم ,quienes siguen el camino acertado. Todas las ṭariqahs respetan y ansían estos meses. Al contrario, quienes no respetan -aun si vosotros los respetáis- [hacen] que vosotros no sintáis. Dicen: “Os equivocáis, no se debe respetar eso. Es un mes corriente, no hace falta. Y quizá seáis mushrik, si decís respetar este mes”. Esa gente no tiene nada de nada, no tienen felicidad ni tienen nada.

Allah جل جلاله nos dio felicidad -al-ḥamdu liLlah-, la felicidad es un gran favor. Para encontrar felicidad, la gente intenta cualquier camino – para atrapar la felicidad. Él جل جلاله da miles de regalos -millones de regalos- a la gente en este mes.

Allah جل جلاله no nos necesita. Quienes inventan días para la gente, engañan a las personas. Necesitan a la gente por su dinero, y [por tanto] hacen eso. Allah جل جلاله nos da esto, y Él جل جلاله nos da todo lo que necesitamos. Así que, in sha’a Llah, debemos respetar y pensar, y aceptar estos días, in sha’a Llah. Haga Allah جل جلاله ,in sha’a Llah… Rezamos para estar el año próximo junto a Sayyidina Mahdi en este rezo, in sha’a Llah.

 

Wa min Allahi t-tawfiq, al-Fatiḥah