La Sabiduría de Laylatu l-Qadr

Assalam Aleikum, este domingo es noche 27 de Ramadán,Laylatu l-Qadr, se aconseja hacer vigilia y pagar el zakat.  El próximo viernes es Eid al-Fitr.
«Laylatu l-Qadr fue un secreto desde el principio.
Al Profeta (saws) le preguntaron qué noche era, a lo que él respondió: “Si te lo dijera, adorarías solo durante esa noche”. Como esa noche todos tus pecados son borrados y lo que quieres te es concedido, [si supieras cuál es] no harías nada el resto del tiempo.

Por eso Allah Todopoderoso ocultó Laylatu l-Qadr. Puede ser una noche de 365, pero usualmente es en Ramadán, y en los últimos 10 días de Ramadán. Algunas personas dicen que leyeron esto y lo otro, y no valoran las otras noches. Eso no es bueno. Todas las noches de Ramadán, pero especialmente las últimas 10, son muy sagradas. Además, el Profeta (saws), en los últimos 10 días [de Ramadán], llevaba su santa cama y todos los ajuares que necesitaba a la mezquita, y los ponía tras una cortina en una esquina, y desde allí rendía sus adoraciones. Durante los últimos 10 días él dormía muy poco. Esa es una lección para nosotros, una bella enseñanza de su parte. No es correcto velar por una [sola noche]; todas las noches deben ser respetadas.

“Piensa que todas las noches son Laylatu l-Qadr”, dijo Mawlana Sheij. Así le aconsejó su primer Sheij. La primera lección de nuestro Sheij fue considerar todas las noches como Laylatu l-Qadr y a todas las personas como Hazrat Khidr. No es tan evidente quién es Khidr. Puede que algún hombre que te desagrade sea Khidr. Entonces, él es un motivo para que seas bueno con todos los demás.
Eso es sabiduría de la Tariqa. El Islam es conocimiento, pero solo los que siguen la Tariqa captan su sabiduría. ¿Por qué no puedo ver? Esta es la sabiduría: si vieras, obedecerías a tu ego y no harías nada bueno. “Si logro dar con esa noche, todos mis pecados serán perdonados y obtendré lo que quiero”, entonces te harás holgazán, un esclavo de tu ego.
Que Allah haga que todas estas noches de Laylatu l-Qadr sean sagradas para nosotros. Aunque no sea esta noche, [adoraremos] con esa intención. Que su bendición sea con nosotros, insha’Allah, y con todas las otras noches, insha’Allah».
Extracto de sohbat
Sheij Mohammed Adil al-Haqqani an-Naqshibendi, Sohbat del 13 de julio del 2015.