La Barakah De Ashura

*La Barakah De Ashura*

Sheij Mohammed Adil an-Naqshibendi al-Haqqani, *Sohbat del 10 de octubre del 2016.*

As-salāmu ‘alaykum wa raḥmatu Llāhi wa barakātuh. A‘ūdhu biLlāhi mina sh-shayṭāni r-rajīm. Bismi Llāhi r-Raḥmāni r-Raḥīm. Aṣ-ṣalātu wa s-salāmu ‘alá Rasūlinā Muḥammadin Sayyidi l-awwalīna wa lākhirīn. Madad yā Rasūla Llāh, madad yā Sādāti Aṣḥābi Rasūli Llāh, madad yā Mashāyijinā, dastūr yā Sheij ‘Abdu Llāh al-Fā’iz ad-Dāghistāni, Sheij Muḥammad Nāẓim al-Ḥaqqānī. Madad.
Ṭarīqatunā ṣ-ṣuḥbah wa l-khayru fi l-jam‘iyyah.
Esas personas quieren belleza, ellos quieren felicidad y quieren paz; y buscan eso en las cosas mundanas. Piensan que el alivio, el gozo, la felicidad y la paz se encuentran en este mundo: “Cuanto más acaparemos de este mundo, más alivio y paz encontraremos, y más complacidos estaremos”. Cuando hacen eso sin amor de Allah, no funciona. Las personas que hacen eso -quienes no tienen fe, quienes no creen en Allah, no obtienen ningún beneficio.
A ellos se aplica lo contrario: cuando más recogen y más poseen, más aumenta su ambición. “Debo hacer esto y lo otro más. Ese hombre tiene más propiedades y riqueza, y tiene una mayor posición. Debo competir con él, ¡debo atraparle!”. Y cuando logra eso quiere algo mayor, nunca puede estar en paz. Él busca paz en cosas sucias y cosas prohibidas, y encuentra oscuridad. No puede encontrar felicidad. Está siempre deprimido, no está en paz. Si no puede ayudarse a sí mismo, no puede ayudar a ningún otro.
Por ello, estos días son santos – días que Allah (jj) hizo santos. Desde el primero hasta ‘Āshūrā’, el décimo [día] del mes de Muḥarram. El noveno y el décimo son más santos, por eso nos dijo nuestro Profeta (saws) que ayunáramos el noveno y el décimo para obtener la bendición del día de hoy; o bien el décimo y el onceavo. Eso es lo que beneficia en verdad a la gente: les da felicidad en este mundo y ganan en el más allá. En este mundo, Allah (jj) puede dar paz incluso sin entregar dinero, y Él (jj) da gozo. Incluso el uno por ciento de lo que Allah (jj) quiere, es más beneficioso que este mundo [al completo].
Entonces, in shā’a Llāh, vivamos estos días con felicidad. Sean las bendiciones de los santos sobre nosotros. Sheij Adnan Efendi también llegó, hoy estamos reunidos y nos sentimos más felices. Cuando estáis con los amados, esa felicidad es incomparable. Haga Allah (jj) que tal felicidad sea constante.
Hoy, al-ḥamdu liLlāh, nos alegra estar en días santos. Son los día[s] más santo[s] -desde el primero de Muḥarram hasta el diez de Muḥarram-, [son] días muy especiales. Y mañana es ‘Āshūrā’, que es muy santo. El Profeta (saws) respetaba y amaba estos días, y cada uno de los profetas amó asimismo estos días. Entonces, la barakah de mañana -de hoy-, el Profeta (saws) hizo que fuera para nosotros. Hoy también: el noveno [día] es igualmente santo. Comenzamos hoy a sentir esa felicidad y a sentirnos bendecidos.
Y dicha bendición es sólo para los creyentes. Allah nos envió un regalo a los creyentes: el ser felices y estar en paz. Vosotros tenéis paz -paz interior, decís en inglés- y felicidad. Es lo que la gente busca, esa felicidad. Pero ellos buscan en las señas equivocadas, en un lugar equivocado y con ideas erróneas. Se debe a que buscan la felicidad a través de acumular dinero, estudiar en la más alta universidad y obtener de este mundo el sitio más alto que deseen.
Ellos intentan esforzarse al máximo en correr tras el dunya, y el dunya significa esta vida. No buscan la otra vida, lo único para ellos [es]: “Esta es nuestra vida, ¡y no hay más!”. Entonces, se esfuerzan duramente por ser felices aquí. La felicidad para ellos es estudiar, lo primero. Y todas sus familias comienzan -desde los tres años- enviando a sus hijos a estudiar. Después la universidad, miran cuál es la mejor universidad. La familia lo considera así, por lo que los niños también crecen así.
No tienen la menor felicidad, y buscan la felicidad en el alcohol, las drogas, y… Ahora obran mal y lo intentan con todo lo sucio, mejor no explicarlo aquí. Ellos piensan también: “Debes hacer esto y debes casarte con gente igual, mujeres con mujeres y hombres con hombres. Ya no es necesario… quizá esto nos haga más felices, ¡eso buscamos!”. Eso dicen, o buscan en lo erróneo. Malgastan su vida: existen millones de personas que viven 60, 70, 80, 90 o 100 años, y se acabó. No encuentran la menor felicidad, pues buscan en el lugar equivocado.
Pero Allah (awj) envió a Sus mensajeros, y él nos lo hizo ver. Y a quienes realmente creen y le siguen, no les afecta nada de tristeza, pobreza ni enfermedad, ¡nada! Son felices todo el tiempo, pues poseen tal felicidad en el corazón. De esto viene… esto es un regalo de Allah.

Allah dijo: “Vosotros creed sólo en Mí, y obtendréis eso. No podréis obtenerlo en ningún otro lugar”. Entonces, in shā’a Llāh -por la barakah de estos días-, que Allah nos dé la verdadera fe -la iman hacia Él- y el ser felices aquí y en el más allá, in shā’a Llāh.
Wa min Allāhi t-tawfīq, al-Fātiḥah.