La Barakah De Ashura

La Barakah De Ashura

Sheij Mohammed Adil an-Naqshibendi al-Haqqani, Sohbat del 29 de septiembre del 2017.

As-salāmu ‘alaykum wa raḥmatu Llāhi wa barakātuh. A‘ūdhu biLlāhi mina sh-shayṭāni r-rajīm. Bismillāhi r-Raḥmāni r-Raḥīm. Aṣ-Ṣalātu wa s-Salāmu ‘alá Rasūlinā Muḥammadin Sayyidi l-awwalīn wa l-ākhirīn. Madad yā Rasūla Llāh, madad yā Sādāti Aṣḥābi Rasūli Llāh, madad yā Mashāyikhinā, dastūr yā Sheij ‘Abdu Llāh al-Fā’iz ad-Dāghistānī, Sheij Muḥammad Nāẓim al-Ḥaqqānī, madad. Ṭarīqatunā ṣṣuḥbah wa l-khayru fi l-jam‘iyyah.
Shukr a Allāh ﷻ, hoy es el día 9 del santo Muḥarram. Son días santos. El mes de Muḥarram en conjunto es una liberación de las necesidades, son días de liberación. En particular al décimo día de Muḥarram, Allāh ‘Azza wa Jalla lo hizo especial e único, por lo que será un día santo hasta el Qiyāmah. De la adoración realizada en ese día, dijo nuestro Profeta ﷺ: “Quien ayuna ese día, recibe thawāb (recompensa) por mil ḥajjes y mil ‘umrahs. Y obtiene la thawāb de mil shahids”. Eso dice nuestro Profeta ﷺ, y así de valioso es tal día.
“Āshūrā” significa “el décimo día”. El día 10 de Muḥarram es Āshūrā, y la gente no debe perder su ocasión en ese día. Nuestro Profeta ﷺ dijo que se ayunen el día 9 y el 10, no sólo un día. Ayunamos algunos días durante el año, y podemos ayunar la mayor parte del año. Algunos días no podemos ayunar como los ‘Īd-, hay cinco días al año en que no podemos ayunar. Y no podemos ayunar solamente el 10 de Muḥarram: se debe ayunar el 9 y el 10, o el 10 y el 11. Es un ayuno que no puede realizarse en un solo día, tal es la orden de nuestro Profeta ﷺ. Todos los awliyā’ y profetas alcanzaron sus estaciones en este día. Allāh ﷻ creó el Trono, la Tabla Preservada y el Cálamo en este día. Allāh ‘Azza wa Jalla creó las montañas y océanos en Āshūrā. Por tanto, tiene su particularidad.
Y en este día, Sayyidinā Ḥusayn logró la estación de shahid. Con objeto de confundir a la gente, shaytán utiliza también este día. Si Āshūrā no fuera bendito, ¿por qué se hubiera convertido Sayyidinā Ḥusayn en shahid? Es un día bendito y muy bueno, es el día más virtuoso. Su estación era elevada, y Allāh ‘Azza wa Jalla le dio estaciones aún más altas. Por tanto, debemos poner más cuidado y vivir este día por Allāh ﷻ, en lugar de entregarlo a nuestro nafs. El nafs ansía maldad e utiliza incluso este día santo, a fin de crear odio entre las personas. Eso es obra de shayṭán.
Por otra parte, toda la Ummati Muḥammad celebra Āshūrā, todos aman ese día y lo respetan. Por supuesto, como dijimos, tales personas siguen el camino de nuestro Profeta ﷺ. Pero la gente engañada por shayṭán usa para el odio incluso tal día. Nosotros los aceptamos a todos: aceptamos a todos los profetas y no hacemos diferencias entre ningún profeta. Respetamos la familia -Ahlu l-Bayt- de nuestro Profeta ﷺ y a sus ṣaḥābah, esa es la orden del Profeta ﷺ. No os dejéis engañar por la fitnah. Como vemos hoy día, ellos provocan fitnah en todo el mundo islámico, mientras shayṭán y sus seguidores ríen por los costados. Ellos aceptan haber realizado fitnah, aunque Āshūrā no sea un día de fitnah. Es un día de bendiciones y un día de grandes virtudes.
Existen bellas adoraciones a realizar, ¡hacedlas! En primer lugar, ayunad. Aseguraos de ayunar. Se trata del ayuno de nuestro Profeta ﷺ -una sunnah mu’akkadah-, y previamente era farḍ. Antes de [existir] Ramaḍán, se ayunaba en Muḥarram. Cuando [el ayuno] cambió al Ramaḍán, se volvió sunnah mu’akkadah. Ello significa que -como dijo nuestro Profeta ﷺ- aporta la thawāb de mil ḥajjes, mil ‘umrahs y mil shahids. No es cualquier cosa. Aun si fuerais al ḥajj cada año, no lograríais eso. Tanto tiempo como Allāh ﷻ quiera, Allāh ‘Azza wa Jalla dará. Y en ese día, debemos recitar 1.000 Ijlás. En ese mismo día, Mawlānā solía orar cuatro raka‘āt tras el ẓuhr. Recitad 11 Ijlás en cada rak‘ah, y a continuación 70 “Ḥasbunā Llāhu wa ni‘ma l-wakīl”. Después, existe su du‘ā’. Debemos realizar tal du‘ā’ y completar nuestra adoración.
También se da la víspera de Āshūrā, que es esta noche y posee grandes thawāb y virtudes, Además, las du‘ā’ se responden en el día de hoy por la noche. Por toda adoración, Allāh ﷻ os recompensará desde Su ﷻ presencia. Y en el día de Āshūrā, haciendo ghusl, según el ḥadīth de nuestro Profeta ﷺ no tendréis enfermedades graves en ese año, con permiso de Allāh ﷻ. Quien se ponga kohl en los ojos, no tendrá problemas oculares, con permiso de Allāh ﷻ. Y quien complazca a sus hijos y aporte provisiones a su hogar, haciendo que sus familias se alegren, tendrá un año abundante y bendito. Todo quien pueda, debe hacerlo. Deben hacer tanto como puedan, de manera que no se quejen por problemas, con permiso de Allāh ﷻ. No habrá problemas en dicho año, es la palabra veraz de nuestro Profeta ﷺ. Quien lo realice, ciertamente logrará lo prometido y ese año será fácil. La gente sufre problemas. Por tanto, orad en demasía hoy por la noche, y haced du‘ā’ continuamente. No os aburráis ni fatiguéis. Allāh ﷻ ama a quienes oran. Se logrará aceptación, in shā’a Llāh, y vuestra du‘ā’ será aceptada.
In shā’a Llāh, por el honor de este año, que llegue la cabeza del Islām. Actualmente, los musulmanes sufren por doquier y son oprimidos en el mundo entero. Les oprimen tanto quienes se llaman a sí mismos musulmanes, como los no musulmanes. Existen quienes parecen musulmanes, pero auxilian a shayṭán. Protéjanos Allāh ﷻ de esos y estemos todos seguros. In shā’a Llāh, que nuestro gobierno tampoco decaiga. Que Allāh ﷻ le ayude, pues se mantiene en pie frente al mundo entero y frente a ese shayṭán. Ellos son humanos, y cometen errores. Quiera Allāh ﷻ perdonar, quiera Allāh ﷻ mostrarnos el buen camino y no separarnos del mismo. Que tal obrar perdure hasta el Mahdī -‘alayhi s-salām-, in sha’a Allah. Confiamos que el Mahdī -‘alayhi s-salām- llegue muy pronto, in shā’a Llāh.
Al-ḥamdu liLlāh, hoy estamos en la novena noche del mes de Muḥarram, del año nuevo. Con Muḥarram se inicia nuestro año nuevo, y comenzó nueve días atrás. Además, Muḥarram es un mes bendito. Dijo el Profeta ﷺ que, si os complace ayunar, ayunéis en este mes. Y sucedieron muchas cosas en el mismo, desde el inicio de la creación hasta terminar [la vida] del Profeta ﷺ. En este día, Allāh ﷻ creó la Lawḥ wa l-Qalam, la Tabla Preservada. Él ﷻ trajo las montañas -y todo- en este mes. Sobre todo en el décimo día de Muḥarram, al que llamamos “Āshūrā”. Es muy santo y muy bendito, un bendito día. Numerosos profetas y awliyā’u Llāh obtuvieron su supervivencia (salvación), y Allāh ﷻ les dio buenas nuevas en este día. En estos días les dio la etapa más elevada -la profecía-, así como wilāyah a los awliyā’ y muchas otras cosas. Es más, Sayyidinā ‘Īsá -‘alayhi s-salām- nació en este día. Además, el Profeta ﷺ se casó en tal día con Khadījatu l-Kubrá – Ummunā Khadījatu l-Kubrá, raḍī Allāhu ‘anhā.
Sucedieron muchas cosas en este día. Es bendito, y a Allāh ﷻ le alegra entregar dicho día a la Ummati Muḥammad. Antes de la Ummati Muḥammad, los Banī Isrā’īl ya ayunaban en este día. Y también en este día, Sayyidinā Ḥusayn -raḍī Allāhu ‘anhu-, el nieto del Profeta ﷺ, se convirtió en shahid. Lo hicieron shahid, ¿y qué ocurrió entonces? Existe el día de Āshūrā, un día importante para el conjunto de musulmanes. Pero algunos de ellos, por obra de shayṭán, crean esta fitnah y hacen que tal día no sea bendito, sino malo. Pero el Profeta ﷺ dijo que es un muy bendito día, y debéis respetarlo.
Y a quien ayune en este diez de Muḥarram -Āshūrā-, Allāh ﷻ le recompensará como por mil peregrinaciones -ḥajj y ‘umrah- y mil recompensas de shahid… ¿mártir? Mártir. Y Allāh ﷻ le perdonará cincuenta años de sus pecados. Así, debemos alegrarnos por este día. Es porque Allāh ﷻ quiso hacer de Sayyidinā Ḥusayn, en este día… Hacerle llegar a la etapa más elevada, el nivel de los mártires. No es fácil, pero Allāh ‘Azza wa Jalla quiere eso. Y en cuanto a quienes hicieron tal cosa… Es algo muy malo, pero fue Allāh ﷻ quien lo quiso, por lo que son infortunados. El afortunado es Sayyidinā Ḥusayn -raḍī Allāhu ‘anhu, karram Allāhu wajhu-, así que respetamos.
Todos los musulmanes respetan Āshūrā, y es uno de los días benditos. Dijo el Profeta ﷺ que en este día debéis… Quien haga ghusl -se lave, tome una ducha- no tendrá enfermedades graves en este año. Y quien se ponga algo de kohl en los ojos, no tendrá ninguna enfermedad en sus ojos. Y aportar algo a la casa para hacer feliz a la gente, llevar comida y muchas cosas al hogar, hace que esa casa tenga barakah durante un año. Esto es, no disminuirá. La barakah crecerá y crecerá, in shā’a Llāh. Así es lo que tal día posee de barakah y misericordia, este día lo tiene todo. Y a quien [dé alimentos] para romper el ayuno, Allāh ﷻ le recompensará como a cincuenta mártires, dice el Profeta ﷺ. Así que debemos ser cuidadosos en este día, y no cometer yerros.
Todo el día, desde esta noche hasta mañana por la noche, es Āshūrā. También esta noche es una noche santa. La gente se queja por todo. Entonces, es un día bendito y Allāh ﷻ acepta las du’a’ más que en otros días. No os quedéis sin hacer du‘ā’, orando a Allāh ﷻ para pedir lo que deseéis y rogarLe ﷻ. In shā’a Llāh, Él ﷻ os [lo] dará, in shā’a Llāh. Y de mañana, hay otra cosa que nos dijo el Profeta ﷺ: el orar cuatro raka‘āt. En cada rak‘ah rezamos once Ijlás: “Qul huwa Llāhu aḥad” (112:1). Después, diremos 70 veces: “Ḥasbuna Llāhu wa ni‘ma l-wakīl” (3:173). Tras ello, hay una du‘ā’ especial en este día. Así, in shā’a Llāh, no lo olvidéis. Y haced además mil Ijlāṣu sharīf.
Entonces, in shā’a Llāh, Allāh ﷻ hará de este día barakah y victoria para los musulmanes, pues ahora les atacan en todas partes. Pedimos a Allāh ﷻ que nos proteja de los shayāṭīn. El mundo entero va ahora contra los musulmanes. En especial, existen quienes afirman ser musulmanes y actúan peor que los demás – también son ejército de shayṭán. Haga Allāh ﷻ que combatan entre sí y olviden a los musulmanes, in shā’a Llāh. Y pedimos protección para los musulmanes del buen camino, así como que se les mantenga a salvo hasta [la llegada de] Sayyidinā l-Mahdī – ‘alayhi s-salām. Y pedimos que, in shā’a Llāh, Sayyidinā l-Mahdī -‘alayhi s-salām- llegue en este año, in shā’a Llāh.
Wa min Allāhi t-tawfīq, al-Fātiḥah.