LEALTAD FIEL

Ṣuḥbah de Shaykh Muḥammad Mehmet ‘Adil
Fecha 10 de junio de 2020/16 Shawwāl 1441 Akbaba Dergah, oración de la mañana

As-Salāmu ‘alaykum wa raḥmatu Llāh.

Aū‘dhu bi-Llāhi mina sh-Shayṭāni r-rajīm. Bismi Llāhi r-Raḥmāni r-Raḥīm.

Waṣ-ṣalātu wa s-salāmu ‘alā Rasūlinā Muḥammadin Sayyidi l-Awwalīna wa l-Ākhirīn. Madad yā Rasūla Llāh, madad yā Sādāti Aṣḥābi Rasūli Llāh, madad yā Mashāyikhinā, dastūr yā Shaykh ‘Abdu Llāh al-F’āiz ad-Dāghistānī, Shaykh Muḥammad Nāẓim al- Ḥaqqānī Madad

Ṭarīqatunā ṣ-ṣuḥbah wa l-khayru fi l-jam‘iyyah.

La lealtad fiel es una parte importante del adab de Tariqah. Cuando te hayas conectado a un shaykh, síguelo por el bien de Allah, para que te lleve por el camino correcto. Entonces no debes seguir a tu ego. O sigue a tu shaykh o tu ego. Cuando dice algo o hace algo, es por el bien de Allah y no por ningún otro beneficio. El propósito es por Allah y por la satisfacción de Allah.

Allah envió a los profetas (AS) para hacer que las personas alcancen verdaderos caminos y orientación por compañía. Entonces, cuando estás conectado y sigues a un verdadero maestro, y es una gran cosa si has encontrado un verdadero maestro, hay una buena oportunidad, debes seguirlo. De lo contrario, sería otra historia, pero si lo has encontrado, debes seguir el shaykh y no tu ego.

Porque cuando el shaykh hace algo que a tu ego no le gusta, no obedecerlo y decir que eres tal y tal no es apropiado. Si no te gusta, simplemente vete.

La guía no te retiene allí. Cuando a tu ego le gusta, estás bien con él y te quedas; cuando a tu ego no le gusta, te escapas. Esta es una señal de que una persona está siguiendo su ego. Que Allah nos proteja de eso. Que no nos permita seguir nuestro ego.

Hemos visto personas en este camino muchos años. Gracias a Allah que estamos en este camino por muchos años. Y hemos visto gente ir y venir durante la época de nuestro padre, Mawlana Shaykh, desde que éramos muy jóvenes. Hubo personas que lo siguieron durante años y luego, después de un tiempo, desaparecieron. Eso significa que no tenían destino, y no les quedaba nada más que seguir su ego en lugar de la guía.

Que Allah nos proteja de eso. Y luego dicen esto o aquello. Lo menos que puedes hacer es no ser esclavo de tu ego. Si no te gusta, solo vete. Eso no es un problema, pero encontrar excusas e intentar satisfacer tu ego no está bien.

Este camino es entrenar tu ego. Es la forma en que la tariqah entrena al ego.

«¿Ara’ayta mani ttakhadha ilāhahu hawāhu afa’anta takūnu‘ alayhi wakīlā (n)? » (Corán 25:43). Quien ha tomado su ego y sus deseos como sustitutos de Dios, ha aceptado el ego como la única verdad y no acepta ninguna otra. Que Allah nos proteja de eso.

Que Allah nos proteja de los males de nuestro ego. Hay cosas que son pruebas. Gracias a Allah porque no somos personas de prueba. En un asunto muy pequeño, cuando el asunto no está de acuerdo con su ego, él va y causa un escándalo. Que Allah nos proteja de eso. Que Allah los guíe.

Que Allah no nos haga obedecer nuestro ego.

Wa min Allāhi t-tawfīq, al-Fātiḥah