Sohbet después del Juma por Sheikh Abdul Rauf contando la visita a Mawlana en Chipre 07/09/2012

As Salamu Alaykum, wa aleikum Salam. Juma Mubarakah.

Alhamdullilah, alhamdullilah llegamos de Chipre el Miércoles. Contentos, pudimos estar con Mawlana en una mini recepción que nos hizo. Alhamdullilah. Mawlana está bien. Bien físicamente teniendo en cuenta de las que ha pasado. Ha recuperado su fuerza bastante. Pero lo más importante es que Mawlana está… plenamente es Mawlana. No imaginen que Mawlana no es Mawlana. Mawlana es Mawlana plenamente al cien por ciento. Está en el completo y total uso de sus facultades mentales. Está en un Maqam que es un Maqam que ya hemos hablado que lo hace parecer aún más endeble de lo que es físicamente. Pero, ese Maqam es un Maqam tremendamente poderoso y la consecuencia es que se percibe en los dúas que hace Mawlana y todas sus actitudes. Está saliendo todos los días en el auto a dar una vuelta. Y gran misericordia par sus Murids que lo podemos ver todos los días gracias a eso. Y todos los días hace la Shahada, y todos los días hace Fatiha, y todos los días identifica a alguien que llegó y le pregunta de dónde es y habla con él. Es decir, el Mawlana de antes limitado a una silla de ruedas y a una limitación física bastante completa. Pero el Mawlana de siempre. Hay cambios en Chipre, la familia de Mawlana ha tomado en control de todo, derga, casa, todo, Tariqah. Y eso se nota, y mucho. Para los que hace muchos que vamos vemos cambios, pero también vemos que hay una misericordia especial para todos porque por ejemplo Mawlana en este momento no está comiendo con huéspedes. Porque, bueno, es difícil comer, es complicado, no es el Mawlana de antes para comer, usa muchas horas de oxígeno. Pero, su familia corrió toda las visitas para el fondo para la parte nueva de la cocina y tomaron el control de la casa. Comen ahí en una mesa, toda la familia. Tuvieron la misericordia de invitarme a comer a esa mesa como hacía el padre durante dieciocho años. Es decir, todo está cambiando pero se respetan ciertas normas y tradiciones en todo nivel. Para que se den una idea, el último día, habíamos terminado de comer, estaba sentado al lado de Sheikh Muhammad. Ya habíamos comido el carpús, la sandía, y en eso viene uno de los nietos de Mawlana buscándome con un tazón de sopa lleno de restos de comida del plato de Mawlana. Enviado de arriba (donde está Mawlana) para mi como hizo siempre conmigo durante un montón de años. Es decir, está todo igual, pero todo distinto. Para el que sabe ver está todo igual. Se han cambiado partes. Y creo yo que hay gente que se engancha con las partes y no con lo esencial. Lo esencial de la historia es que Mawlana está en pleno uso de sus facultades mentales y en control absoluto de todo. No se engañen ni escuchen porque en el mismo Chipre, en el mismo Lefke hay gente que trabaja para Audhu billahi mina shaytani Rajim, para Shaytán, que anda diciendo que Mawlana no es Mawlana, que Mawlana está gobernado por otros, que Mawlana… que no hay nada que hacer en Chipre. Eso lo van a escuchar ahí en Chipre. Eso lo van a escuchar ahí en Lefke y en todos lados. Pero, no escuchen esos rumores. Mawlana es Mawlana completamente. Cambiaron aspectos, pero Mawlana nos ha enseñado que lo principal es el corazón, el centro de la historia. Que los hechos del Dunnya, porque nuestro cuerpo es dunnya , nuestro cuerpo es materia, que los hechos de la materia pueden engañarnos muchas veces. Y él siempre puso el ejemplo del “fata morgana”. El “fata morgana” es el espejismo que da el calor en el desierto, en el cemento, en el alquitrán caliente, en el mar, y puede producir ilusiones fuertes, fuerte. Es decir, uno puede ver una ciudad, uno puede ver gente, uno puede ver caravanas y no están. Eso demuestra lo que es el dunnya. El dunnya es un espejismo, es una ilusión, un humo, y los que se enganchan con el dunnya y si, en el dunnya hay cambios. Pero lo esencial y lo importante que quiero transmitirle a la gente que nos sigue y que nos ha apoyado y que confía en lo que decimos es que Mawlana está en el cien por ciento del control de todo. No se engañen y no se dejen engañar. Había muy poca gente en Chipre y yo pregunto… Yo soy nadie, ya lo saben que siempre lo digo, soy el último discípulo de alguien que se llama “Abdul Faqir”, es decir un humilde pobereto, y yo soy discípulo de él, el último. Así que poco y nada tengo para marcar. Pero hay algo que me llama la atención, en Chipre no hay nadie. Y como puede ser que último verano que Mawlana está fuerte, puede ser el último, no lo sabemos. De repente inshallah, Mawlana viva diez, o quince, o veinte años más. Pero la realidad es que Mawlana después de una larga enfermedad por primera vez está fuerte. Y está saliendo todos los días, todos los días se lo puede ver. Es más, a veces en la mañana baja y se coloca en el cuartito donde antes comíamos y está allí visible y sale y se mueve. Y no se llena de gente. ¿Por qué no está lleno de ingleses, de italianos, alemanes, españoles, malayos, indonesios, sudafricanos, paquistaníes, norte americanos? ¿Dónde están? ¿Qué están esperando? ¿Están esperando ir a visitar un Maqam después? Ahora hay que ir a ver a Mawlana, este es el momento de ir. Tres días, como él pide, cinco. Sin niños como él pide. Sin complicaciones, sin pedir entrevistas privadas porque no las hay. Pero vayan a ver a Mawlana. Mawlana los mira, les permite que le besen la mano. ¿Qué están esperando? Yo no soy nadie, pero esta es mi impresión de Chipre. Alguien se equivocó aquí. Porque hay que aprovechar a la edad que tiene Mawlana lo que tienen. Y este es el momento, hace calor en Chipre y Mawlana está fuerte. Empieza rápido el frío. Mawlana se va a encerrar, inshallah pase un buen invierno. Pero para el verano que viene falta un montón de tiempo. El mundo puede cambiar, muchas cosas pueden cambiar. Ahora es ahora. Me dicen que los europeos no van por la crisis. Hombre, entonces los argentinos qué podemos decir que hemos ido por veintitantos años y siempre vivimos en crisis. Y es el pasaje más caro del mundo y viajamos tres días para llegar allí. Vamos, tienen un maestro del calibre de Mawlana. Y así todo. Así que mi humilde apreciación de esta historia es aprovechen a su maestro ahora, vayan a verlo, no dejen pasar la oportunidad. No se enganchen con la historias y las peleas de los grandes. No se enganchen con que esto con que lo otro. Sheikh Muhammad está en el total y absoluto control de la situación. Es Sheikh Muhammad, no es Sheikh Nazim. Es Sheikh Muhammad, es otro, no es Sheikh Nazim. Como no fue Sheikh Abdullah Sheikh Nazim cuando murió Sheikh Abdullah, cuando desapareción Sheikh Abdullah, Sheikh Muhammad no es Sheikh Nazim. Desde ya que no es. Tiene otras características, otra personalidad, otra forma de ser. Pero sepan algo, es extremadamente limpio y no hablo de la limpieza exterior. Uno puede ver su limpieza, uno puede ver la sanidad interior. La escaza y nula aspiración al puesto que le han puesto. Lo puede ver cualquiera. Se puede ver que está haciendo un trabajo, un trabajo que le pidió su padre. Pero no su padre, un trabajo que le pidió su Sheikh. Porque todos lo hemos visto, los hijos le besan la mano al padre, pero no solamente porque es su padre, porque es su Sheikh. Es igual que nosotros. Es nuestro Sheikh. Y ahí está, da unos sohbets simples, bellísimos, cortos. Si, hay que apagar los ventiladores porque habla tan suavecito que no se lo escucha, ¿qué importa? La esencia está allí, repito, esto no es una escuela de dunnya, es una escuela de corazón. Y como escuela de corazón hay que centrarse en el corazón. Si uno habla fuerte y lindo como Bahaudin, alhamdullilah. Y si otro habla suave y despacito como Sheikh Muhammad, alhamdullilah. Hay que centrarse en el corazón, no en lo externo. Uno puede ser un viento arrasador e impulsivo, otros puede saberse los hadices de memoria. Pero no es ahí la cuestión. Porque, lo que voy a decir puede generar más de una molestia, lo lamento, pero los hadices los aprende cualquiera con memoria. Pero el corazón no lo puede conseguir cualquiera. Así que centrémonos en lo que es importante, y lo que está importante es lo que está en el corazón. Y allí está la cuestión.
Una buena noticia, en noviembre se inaugura la Mezquita de Hajji Amina, inshallah, en las afueras de Lefkosia. Mawlana intenta ir a inaugurarla. Algunos cambios hay con respecto a la casa. La casa se cierra, y un montón de cosas. Repito, la familia ha tomado el control de la situación y no está mal. Tienen un padre que tiene casi noventa años, está muy enfermo, y que no es ninguna casualidad es el jefe de una Tariqah que está en todo el mundo. Y es un Sultán al Awliya, pero sigue siendo su padre. Siguen siendo sus nietos, siguen siendo sus hijos, y tienen todo el derecho a hacer lo que están haciendo. Y cuentan con todo mi aval, con todo mi apoyo. Yo no soy nadie, pero si el escaso aval de nadie sirve para algo cuentan con todo mi aval y todo mi apoyo para todo lo que están haciendo. Nadie tiene derecho a decir absolutamente nada porque Mawlana no es una mercadería a vender. Los que tenemos a Mawlana en el corazón esto no nos afecta. Los que tienen a Mawlana en el bolsillo o en los ojos se ven afectados. Pero los que lo llevamos en el corazón, no hay cambios. Mawlana está allí. Su presencia traspasa las paredes más que antes. Su presencia se derrama sobre nosotros cuando estamos durmiendo si es que podemos dormir. Entonces centrémonos en eso.
Alhamdullilah estamos en casa, tenemos un año intenso, vamos a visitar un montón de lugares. Le damos la bienvenida a gente de Catamarca que está viéndonos y que está haciendo dhikr con nosotros. Bienvenidos. Inshallah el años que viene vamos a recorrer el norte argentino. Catamarca, La Rioja, tenemos gente que nos está esperando en Jujuy, gente que nos está esperando en Formosa, y ahora gente que nos está esperando en Catamarca. Inshallah muy pronto Tucumán y Salta. Alhamdullilah. Estamos contentos de estar en casa, de haber regresado sanos y salvos. El sultán, como lo pueden verlo en internet, hay una película que originalmente filmó Saltanat, pero luego en Saltanat siempre alguien mete la cola así que decidieron no pasarla por Saltanat. Pero, Allah swt siempre tiene una trampa mayor así que a nosotros nos dieron la película y entonces, está bien, la ponemos nosotros en el sitio nuestro, no importa. Ahí está para que puedan ver a Mawlana haciendo un dúa por nosotros los argentinos, y yo me extiendo a los americanos que están bajo nuestra protección, donde nos protege contra huracanes, tormentas y todos los desastres que vienen en camino hacia la humanidad. Es muy lindo el dua que da Mawlana y la emoción que le causa. Inshallah para todos los que estaban planeando visitarnos les pido que piensen en el verano porque de aquí en adelante hasta el 20 de diciembre estamos viajando con la Celebración Rabbani por América, Argentina, y en noviembre estamos invitados a España por Sheikh Salahaudin y Sheikh Ummar. Y Mawlana dio la aprobación a este viaje, a hacer celebración en España. Y alhamdullilah estamos muy ocupados, luego vamos a Chipre también, luego de España para estar en la inauguración de la Mezquita. Pero, a partir de diciembre esperamos que toda la gente desde México hasta Usuahia venga a visitarnos. Inshallah, Fatiha…