El verde


Shaykh Mohammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshibendi.

 Sohbat del 30 de septiembre del 2012. Lefke, Chipre.
Bismillahi r-Rahmani r-Rahim. Para la gente de este tiempo, ¿cuál es el color más bello? El verde.

Los que llevan un gorro verde o un vestido verde, los que pintan su casa de verde, los que emplazan una bandera verde en su auto, son vistos desde arriba y están protegidos. No hay protección para ningún color, excepto para el verde.

Dejen que todos cuelguen banderas verdes en la parte trasera de sus autos. El verde (…). Si quieren, pueden poner la antigua bandera de Egipto -que es verde-. La turca también es verde, pueden usar esa bandera. Pongan una bandera verde. Si el Cielo cayera sobre la Tierra, no los tocaría.

Nada cae sobre quien usa vestidos o sombreros verdes. Presten atención a vestir de color verde. Al menos lo que vistan debe ser verde. El verde es una protección Celestial. Es una protección Celestial. Deben prestarle atención al verde.

Que Allah nos perdone. Fatiha.

El verde es el color más hermoso. Es el color de la vida, descendió de los Cielos. Por ende, deben prestarle atención. Fatiha.

Nada daña al amante del color verde, ni en el dunya ni en el Akhira. Esta es la nueva instrucción de los Cielos: Verde. Es el color de la vida, es el color que los ángeles aman.

Sundus, sundus al-akhdar -seda fina de color verde-. El verde es el color más bello de los paraísos. Deben vestir con Sundus. Que el pañuelo de sus cabezas sea de seda verde. Pueden bordar o hacer lo que quieran sobre él.

Principalmente, deben usar un gorro verde. No sufrirán de dolor de cabeza. Los que lo usan no sufren de dolor de cabeza. Hay un ángel especial que los protege. Si todo el castigo del Cielo cayera sobre la Tierra, no los tocaría.

Como ésta, la chaqueta también debe ser verde.

La pesadez del mundo se disiparía si esparcieran el color verde. Sean cuidadosos con esto.

Deben amar el color verde. Ese color tiene el amor de los habitantes del Paraíso: sundus al-akhdar. ¿No es así? Oh Allah, Tú sabes. Ciertas cosas le esperan a quienes no aman el verde.

Hay un ángel especial que vela por los que visten de verde, un ángel que baja del Cielo. Deben prestarle atención a esto. Mujeres y hombres, todos. Al menos, deben usar un broche verde en el pecho. Esto los protegerá. Para las damas, son preferibles los colores oscuros. Los colores oscuros deben ser de su preferencia y elección. Por ende, no me gustan los colores claros en lo absoluto.

Que Allah nos perdone. Fatiha.

Para pintar sus casas, prefieran el verde. Como vestido, elijan los verdes. Para los muebles, prefieran el verde. Les trae buena suerte. El color verde trae buena suerte. Los otros colores son desafortunados. El verde es el color de la vida. Deben vestirlo y usarlo. Esa gente se hace suertuda.

Que la gente de este tiempo le haga caso a esto. No dirán: “Oh, mi cabeza”, “Oh, mi diente”. El que se cubre la cabeza con algo verde no sufrirá de dolor en esa parte. La última moda del Islam, la del Final de los Tiempos, es ésa. Cualquier otra cosa hará que sean abatidos.

Al menos, deben ponerse algo verde en el cuello. Al menos, lleven un turbante verde de algodón en sus cabezas. Que sus carros sean verdes. Haré que el verde sea ghalib -victorioso-.

El verde previene el castigo, aleja las calamidades y los accidentes. Esto es una nueva instrucción. Sean cuidadosos con la misma. Fatiha.

Los hombres deben usar un broche verde sobre el pecho. Las mujeres deben usar joyas con piedras verdes.

Si el verde se impone en el mundo, todos los problemas desaparecen. Oh Señor, perdónanos. Quieras Tú enviar Tus siervos, así nos enseñen.

En el color verde hay protección divina. Los carros tienen donde colgar banderas. Deben ponerle una verde, con tres medias lunas, o con tres estrellas o con una media luna y tres estrellas. Que sea verde. No sufrirán ningún accidente o calamidad.

Que Allah nos perdone.

El verde es majestuoso. Los ángeles lo aman.

La gente de este tiempo tiende a usar el color del fuego: el rojo. Sus modas son rojas. Es fuego y los quema.

El verde da confort, belleza, paz, bendición. Cuiden este aspecto.

Oh, mujeres de hoy, adórnense con el verde. Fatiha.

El verdor que crece en la naturaleza, úsenlo. El verdor que crece en la naturaleza con el poder de Allah Todopoderoso. Coman de él, háganlo crecer y no teman. La carne los hace violentos. Los vegetales y las verduras los hacen amigables y suaves. Los hacen ser amables, como las damas, o caballerosos. De otra forma, serán como los animales salvajes.

Allah… Que Allah nos perdone. Fatiha.