Sobre el casamiento – Sohbet del 5 de Mayo de 2012, Sheik Abdul Rauf. México D.F.

Bismillahi Rahmani Rahim

Casar, unir en matrimonio ante Allah Subhanna wa Ta’ala, a dos personas que… Lo conozco hace muy poco a Muhammad pero ¿vieron que hay gente que a uno  le ganan el corazón con mucha facilidad? Y hay gente que no, es una cuestión de química, dicen los que saben; así que es realmente un honor y me emociona hacerlo, y Alhamdulillah, solo esperamos que se les abra un mundo venturoso.

Son tiempos difíciles para no estar casado y son tiempos difíciles para estar casado, pero son más difíciles para los que no están casados, y los que están casados y no tienen una bendición de Dios son más difíciles también.

El hombre tiene la posibilidad de hacer las cosas bien y no las hace. Tiene la posibilidad y la oportunidad de recibir bendiciones, y miren afuera y van a ver que nadie quiere bendiciones, todo el  mundo las rechaza; rechazan bendiciones que su señor está enviando para nosotros, para nuestra protección, las tiran a los chanchos, decimos en Argentina. Rechazan las bendiciones para obtener un miserable, mísero placer que desaparece, y a veces ni siquiera aparece.

Le decimos a los jóvenes cásense y dicen ‘¡no! Todavía soy muy joven, todavía quiero disfrutar de la vida, todavía quiero distraerme’. Disfrutar de la vida y distraerse no es lo que la televisión nos dice que es, no es lo que la gente dice que es, es realmente diferente. Disfrutar de la vida es cumplir con los designios de Allah Subhanna wa Ta’ala en servicio y devoción, y hacerlo junto a uno persona, nuestra media naranja, es una de las cosas más bonitas y uno de los mejores regalos de Dios para nosotros. Por eso, le insistimos y le decimos a toda la gente ‘CASENSE’, y los que están casados, pidan la bendición. No solo que no van a perder nada, al contrario, van a ganar. No rechacen bendiciones cuando las bendiciones golpean a su puerta.

Las bendiciones caen sobre nosotros como cae la lluvia, pero si además está golpeando sus puertas, no las rechacen, no las rechacen porque de tontos pasan a ser malos. No rechacen las bendiciones, cuídenla. Es un bien que no pueden comprar con ningún plástico, con ningún dinero, y ni siquiera saben donde conseguir las bendiciones. Entonces cuando hay bendiciones, aprovéchenla y acéptenla. Y hoy es un día bendito, porque 2 personas eligen casarse y eligen casarse ante Dios, 2 personas que ya están juntas, deciden regularizar su situación ante los ojos de Allah Subhanna wa Ta’ala, usando a un intermediario que representa a un santo de este siglo, que es Mawlana Sheik Nazim al-Haqqani. Así que hoy es una noche bendita. Han sido 5 noches benditas en México porque ha sido bendición tras bendición desde el momento que pisamos esta bendita y bella tierra.

Tienen un país maravilloso, con una gente maravillosa, con un adab impresionante dentro del Islam. Solo que, lamentablemente, se miran al espejo y ven otra cosa. Pero Alhamdulillah, inshallah, si Dios quiere, van a encontrar el camino para ser lo que deben ser, y es servidores de Allah Subhanna wa Ta’ala, que es el único camino que les va a dar felicidad.

Cuando la gente sirve a Dios en su devoción encuentra paz y felicidad, no importa la situación externa, física que esté sucediendo. L a realidad es que cuando empieza el camino de la devoción la gente encuentra paz en su corazón, felicidad inmediata. Así que de eso se trata, esa es la primer parte. La segunda parte, que es realmente muy importante, es que un matrimonio se construye de a poco, ladrillo a ladrillo.

Hoy es una época de destrucción. Fíjense como está el mundo, todo es fácil de romper. Hoy los divorcios están a la orden del día. Los padres rompen con los hijos, los hijos rompen con los hermanos, los abuelos con los nietos… todo el  mundo rompe, es fácil, se tiran abajo cosas, se destroza todo, es la época, Audhu billahi mina shaytani rahim, Satanás, gobierna la época y la destrucción, la velocidad y el olvido son sus armas fundamentales. La gente se olvida del recuerdo, corre velozmente y todo se rompe, porque total, hago otra cosa. Así hoy día unas palabras de más y un matrimonio se rompe. Llevan 20 años de casados, tienen hijos a cargo y sin embargo él se va para otro lado. ¿Qué es eso, eso es civilización, eso es avance espiritual? Eso es estar por debajo del nivel de los animales. Los animales dejan la vida defendiendo a su hembra y a sus cachorros; y el hombre sale corriendo y la mujer sale corriendo ¿en busca de qué? ¿Qué buscan? ¿Un poco de distracción? Así que, el matrimonio es construir, es tener la mitad de uno para ganar la mitad del otro y de eso sale algo nuevo, algo bello y nuevo que no se conoce, pero es precioso vivir en matrimonio, es precioso la construcción del día a día, es bello criar a los hijos y verlos crecer en la construcción de ese día a día, pero hay que hacerlo con honestidad, con simpleza y con limpieza, de eso se trata un matrimonio, y a eso hay que apostar, y a eso queremos apostar, de eso se trata y eso le pedimos a la gente que haga. Por eso el mensaje de Mawlana Sheik Nazim al-Haqqani para estas duras épocas que  nos esperan, porque vienen tiempos muy difíciles, sépanlo; me encantaría decirles que no, pero vienen tiempos dificilísimos, no solo para México, para el mundo entero. Tiempos donde todo va a pender de un hilo y la mejor forma de encontrarnos con esos tiempos es con una pareja, es casados, es con alguien en quien confiar, en quien sentimos que ponemos nuestra cabeza a la noche en su regazo y estamos en paz. Eso es un regalo que Dios nos dio. Tomen los que Dios les da, no lo desprecien. No busquen príncipes o princesas. Tomen los que Dios les da. Dios los puso en el lugar y el momento donde está su media naranja, no duden en buscarla y encontrarla; y con mucho respeto tomarla y construir algo nuevo. Ese el mensaje para el futuro. Casémonos, vivamos en pareja y construyamos algo nuevo. Digámosle no a la destrucción, no a la soberbia esa de ‘total hay otra cosa o total pago’, ¡no, por Dios! Construyan algo, cásense, no tengan miedo, no duden. Las bendiciones están con la gente que hace las cosas bien, no con la gente que hace las cosas mal.

Inshallah este primer matrimonio en México dado por nosotros en nombre de Mawlana Sheik Nazim al-Haqqani, sirva para abrir muchísimos más, de eso y bautismos, Alhamdulillah. Y cuando tengan un niño llévenselo a los brazos de la gente que tiene la bendición para dársela. Tiene un hombre precioso para que bendiga a los niños, úsenlo. Llévenle los niños a que les sople los oídos. Tiene un hombre que durante 80 años ha rezado con ustedes. Tienen bendiciones, aprovéchenla, por favor, no desprecien las bendiciones que Dios les da, no las tiren, porque Dios, es un Dios celoso y cuando castiga, castigas duro; y nos está perdonando mucho. Por eso todos los días hay que decir: ‘Dios, perdónanos. Perdónanos y protégenos’. Que Dios nos perdone realmente a todos.

¡Alhamdulillah!

Deja un comentario