Laylat al-Qadr

Laylat al-Qadr

Sheij Mohammed Adil an-Naqshibendi al-Haqqani, Sohbat del 18 de julio del 2014.

sheik mohamad 2

As-salamu alaikum, wa rahmatullahi wa barakatuhu. Audhu biLlahi min ash-shaytani r-rajim, Bismillahi r-Rahmani r-Rahim. ¡Madad/ayuda ya RasulAllah, ya Sadati As’habi Rasulillah, madad ya Masheijina fi t-tariqati n-Naqshbandiya, madad ya Mawlana Sh. Abdullah Fa’iz ad-Daghistani, madad ya Sheij Muhammad Nazim al-Haqqani!, ¡dastur!

Tariqatuna s-sohbah wa l-khayru fi jam’iyya“.

Insha’Allah en estos días santos, en estos bellos días, por la himmah/poder espiritual de nuestro Sheij se reunirán todas estas personas. El poder de ellos aumenta, día a día, su poder aumenta.

Ahora estamos en los 10 últimos días de Ramadán. Antes, [para estos días], las mezquitas antiguas tenían una bella costumbre, llamada “Despedida”. Leían poemas de despedida, cantaban canciones (qasidas), igual que cuando se dice adiós a alguien o algo que amamos, en el momento de partir. Cada año, la gente leía poemas de despedida y cantaba canciones (qasidas) en los últimos días de Ramadán, en eltarawih.

Que Allah nos permita alcanzar muchos más Ramadanes, ¡insha’AllahInsha’Allah, más gente se acercará a la hidayat/guía. La senda del Sheij es una senda de luz yHaqq/Verdad, Insha’Allah habrá muchas personas acercándose a la hidayat.

La semana que viene tenemos la Laylatul Qadr (Noche del Poder), pues suele ser el día 27. Dice nuestro Maestro (sas), que puede ser cualquier día del año, aunque suele ser en Ramadán. Es más frecuente a partir del 20 de Ramadán, es más frecuente en esas noches. A veces puede estar entre el 1 y el 20 de Ramadán, pero normalmente – tal como dijo nuestro Maestro (sas), [es probable] en los últimos 10 días. Suele ser en días impares, como el 21, 23, 25, 27, 29. Allah Azza wa Jalla ocultó el día, como dijimos – por eso, considerad cada noche como Laylatul Qadr.

Así hablan los respetados: “¡Ved a todos como si fueran Jidr! No faltéis al respeto, no despreciéis a la gente, no subestiméis a nadie”. Allah Azza wa Jalla… Jidr puede tomar cualquier forma, pero a veces lo encontráis con la figura de un ser humano. Ellos lo dicen para que tengáis buenas maneras con todos, y con la Laylatul Qadr es lo mismo, pues… Laylatul Qadr es la noche más valiosa, Laylatul Qadr es la noche en que se envió el Qur’an/Corán. “Es mejor que mil noches”, dice Él – Ayatul Karima (en un Santo Verso).

Sólo la noche del Mawlid (nacimiento del Profeta) se le puede comparar. Lo dijo Sulaimán Chelebi Hz. en su poema sobre el Mawlid, afirmando que Laylatul Qadr es “la más parecida” a la noche en que nació nuestro Profeta (sas). Es decir, que esa noche puede llevaros a cualquier clase de felicidad. Por eso: “¡En los últimos diez días, buscadla!”, dice nuestro Maestro (sas) en un Hadiz. La mayor parte de veces, tales noches son cortas – os levantáis al tahajjud y la noche termina rápido… ¡insha’Allah, esa barakah descenderá sobre nosotros!

También tenemos el tema del zakat. El zakat se da una vez al año. El motivo de darlo en Ramadán es que no se olvide, por eso ellos dijeron en Ramadán. [Ya] antes [de existir el Ramadán], el zakat era fard, obligatorio, pues existía el zakatul fitr, “fitre” en turco. Se pagaba en Ramadán, por eso entregamos el zakat durante Ramadán.

Lo que llamamos zakatul fitr, es lo que nos informó nuestro Maestro (sas) en el Hadiz: “El ayuno de Ramadán queda entre cielo y tierra. Al dar el zakatul fitr, asciende a Allah, y Allah acepta [el ayuno]”. Todos deben entregarlo, los pobres, los ricos, todos [deben] dar. ¿Cómo da quien es pobre? El rico da zakatul fitr al pobre – de ahí, el pobre da fitr. Es decir, el fitr que da el rico no es el mismo “fitre” que da el pobre.

Como dijimos, Allah no agobia a nadie con más de lo que puede llevar. Allah es Misericordioso – por eso, para todos los miembros de la familia… debéis dar también por vuestros hijos, debéis dar “fitre” por cada uno. Tal como dijimos, los pobres pueden dar 3 liras o 5 liras [turcas], los ricos 20 liras o más; 20 liras no es mucho para alguien rico. No hay límite: cuanto más dé, más bendiciones recibe. Si es tacaño, y da 15 liras en lugar de 20, no obtendrá nada.

Si da 50 liras en lugar de 20 liras, la recompensa del “fitre” es grande. Ello es porque podéis dar “fitre” hasta la oración del Eid, podéis dar hasta la mañana del Eid. Si no lo hacéis, ya no es “fitre“, sino sadaqa/limosna, y la recompensa de la sadaqa es distinta a la recompensa del zakatul fitr. Son muy distintas: entre lo fard (obligatorio), lo wajib(recomendado), la sunnah (costumbre) y lo nafila (voluntario), hay gran diferencia. Si rezáis las oraciones fard… si rezáis las nafila sin intención de las fard, aún tenéis responsabilidad de hacer la oración fard.

Por eso, poned intención en lo fard, en las oraciones fard; entonces obtendréis su recompensa. Hay gran recompensa por ello, son dones de Allah, alimento espiritual; Allah nos da todas esas bellezas. Los incrédulos no siguen el camino recto, aún siendo ricos, y gastan en centros comerciales y mercados. Malgastan el dinero, [pues] no existe ganancia, no obtienen nada. Su alma cae más hondo en la oscuridad, están más estresados. Creen que serán felices con dinero y demás, pero es al contrario: no son conscientes de que se torturan a sí mismos.

El camino recto es el camino del Islam, el camino que muestra Allah, el que Allah nos ofrece. “Buyurun alin diyor“, dice Allah (awj): “Aquí lo tenéis, tomad”. Él no excluye a nadie, invita a todos: “W Allahu yad’u ila dari s-salam” (10:25) – Allah invita a todos a la paz, a la tierra de la paz. Este camino lleva a la tierra de la paz, en este camino ganáis de muchas formas. Al contrario, al combatir a Allah perdéis siempre, no podéis ganar nada.

Hoy es el día de Juma Mubarak, es Viernes, y también Ramadán. Ahora se acerca la noche más santa de todo el año, la Noche del QadrLaylatul Qadr (Noche del Poder). Es la noche en que el Qur’an- en que Allah envió el Qur’an al Profeta, sallAllahu alaihi wa sallam. Es muy valiosa, también es la noche más valiosa en el Qur’an – “Es mejor que mil meses”, dijo Él. En la Suratul Qadr, Allah explica cómo es. Mil meses creo que son cerca de 80 años – es decir… ¡es mejor que una vida entera! Una sola noche, es mejor que la vida entera de los seres humanos, ¡es así de valiosa!

Y Allah dio esta noche a los Musulmanes creyentes, a los mumins, pero sin decir qué noche es. Suele ser el 27 de Ramadán, dijo el Profeta que muchos años cae en esa noche. Puede ser todo el año, a veces lo veréis, aunque es sobre todo en Ramadán, del inicio de Ramadán al final de Ramadán. Y dice también el Profeta, sallAllahu alaihi wa sallam, que busquéis esa noche pasado el 20 de Ramadán, en especial en las noches impares, como el 21, 23, 25, 27, 29 – debe ser en esas noches.

¿Por qué la oculta Allah? Para que demos valor a cada noche, y consideremos cada noche como la Noche del Qadr, adorando, respetando esta noche. Debéis adorar cada noche, no hacer cosas malas, pues por la noche… todo lo malo se da en la noche; llega más y más, las maldades llegan sobre todo en la noche. Por eso Allah ocultó esta noche, para que no se hagan cosas malas en esta noche, ni en ninguna otra noche del año.

Dicen los Masheij, hablando de las personas valiosas, [que esas personas] consideran cada noche como la Noche de Qadr, y ven a cada hombre, a cada ser humano, como un JidrJidralaihi salam, se mezcla con la gente [adoptando] diferentes formas. Por eso, si alguien no está contento con otro, [y] le maldice o le hace algo malo, para descubrir después que era Jidr, ¡qué vergüenza sentirá! Entonces, para que se respete a la humanidad, Allah hace que él se mezcle con la gente.

Y los Masheij dicen que veáis a todos como a Jidr, con respeto por el ser humano. Allah enseñó mediante el Profeta, sallAllahu alaihi wa sallam, y Sus awliya/santos – a tener buenas maneras, el buen comportamiento para con la gente y la comunidad.

Otra cuestión en este final de Ramadán es el zakatul fitr. Es decir, damos un zakat, no sólo [quienes poseen] dinero. Es para todos, pobres y no pobres, ricos… para todos. ¿Cómo pueden dar los pobres? Deben hacerlo: los ricos dan a los pobres, y ellos pueden tomar de ese regalo para su fitr. Y esto es, dijo el Profeta, sallAllahu alaihi wa sallam, para el ayuno, [pues] cuando ayunáis [ese ayuno] permanece entre el cielo y la tierra, y al dar esta sadaqa vuestro ayuno va al cielo. Así que es importante.

Y eso es anterior al zakat, antes de que se ordenara [dar] el zakat en Ramadán; por eso el zakat también se da en Ramadán. La diferencia es que esto es para todos: los que no tengáis mucho dinero podéis dar una cantidad pequeña, y para hombres ricos son 20 liras o un poco menos, 15 o 20. Si dais más es mejor, pues Allah lo acepta comozakatul fitr, y eso (atrae) una recompensa mayor que la sadaqa normal.

Debe ser antes del salatul Eid: si se hace antes, se acepta como zakatul fitr, en cambio, si no se da… si se da después del salat, de la oración, de la oración del Eid, se vuelve sadaqa normal. Y son muy distintas al compararlas, la sadaqa o el dar zakatul fitr: lo obligatorio tiene muy alta recompensa de Allah, y lo demás pequeña.

Así que, insha’Allah ellos sean felices por seguir este buen camino, [este] camino de luz. ¡Luces, Allah da luces a todos! Y cuando dais sadaqa, o zakat, o lo que Allah ordene, retiráis un peso de vuestros hombros. Os hace pesados, pero al dar os liberáis y os sentís mejor, porque es un poder espiritual. De lo que hacéis por Allah, Allah os da poder espiritual. Y si tenéis poder espiritual seréis más felices, más ligeros, y más buenos para con vuestra gente y vuestra comunidad.

En cambio, quienes no se complacen en este camino lo intentan todo para ser felices, para hacerse felices a sí mismos, pero al hacer cosas equivocadas les llega más y más peso encima. ¡No!, no pueden ser fuertes espiritualmente, lo espiritual sólo se consigue con adoración. Y esos lo intentan, sin saber que Allah está descontento con ellos, y que Él no los ayuda. A cada mal paso que dan, les llega pesadez. Les llega peso, hasta perder la luz. Les llega oscuridad al rostro y al corazón, están en oscuridad espiritual, sufren en esta vida y tras esta vida.

Que Allah les dé hidayat/guía, y que Allah, insha’Allah – esto con la baraka de Mawlana Sheij – haga que vengan más y más personas, pues este camino es un camino abierto, no cerrado. Y él hace que este camino crezca, y crezca, y crezca, por ser el camino recto. Y quienes salen de este camino [volverán], insha’Allah, para ser más poderosos, insha’Allah, por el Islam, por la Ahlu s-Sunnah wa l-Jam’at, por la tariqa Naqshbandi, ¡insha’Allah!

Wa min Allahi t-tawfiq. Al-Fatiha.