La lobotomía de los últimos 50 años

La lobotomía de los últimos 50 años
05 01 2021
Sheij Abdul Rauf

Nawaitu al-arba’in, nawaitu al-‘uzla, nawaitu al-khalwa, nawaitu al i’tikaf, nawaitu s-suluk, nawaitu r-riada, li-Llahi ta’la fi hada al-jami’
Dastur ya Grand Sheij Abdullah al Faiza ad-Daghestani, Dastur ya Mawlana Sheij Nazim Adil al Haqqani, Dastur ya Mawlana Sheij Mehmmet Adil al Naqshbandi ar-Rabbani. Dastur.

Las máscaras siempre se asociaron a lo prohibido, a lo delictivo, a lo malo, a lo tenebroso y a lo oscuro. La masonería siempre uso máscaras. Cualquier actividad oculta uso máscaras. El Ku Klux Klan, todos vestidos de blanco. Los carnavales, las máscaras que permitían durante tres noches cualquier exceso porque no te iban a reconocer; Los ejércitos antiguamente se ponían máscaras para asustar. En los últimos tiempos, las máscaras eran ladrones y policías especiales, nadie más usaba mascaras.

Ahora te multan si no usas máscara. Veo a algunas personas que la llevan muy cómoda encerrados en su auto, solos en el medio del campo con la máscara puesta. Veo gente que se hace unas máscaras completas y están muy felices de ocultar sus horrorosas caras: No tienen que sonreír, pueden maldecir sin que nadie los mire, pero sobretodo, se sienten seguros. Y no, se sienten seguros porque no se van a contagiar de un bichito que no sabemos que es, sino que se sienten seguros porque se oculta su mentira. Las máscaras siempre fueron para ocultar NOS. Fíjense qué buen plan este, que ahora obliguen a la gente a usar máscaras. Por supuesto, cuando Mawlana Sheij Nazim Adil al-Haqqani (q.s) el siglo pasado le decía a la gente: coma sano, porque las porquerías químicas que ponen en la comida van a alterar su cerebros; No tomen coca-cola porque la porquería que ponen en la coca-cola va a alterar su cerebro; No fumen porque el residuo del tabaco va a alterar su cerebro. Traten de no vivir en las ciudades porque la porquería que respiran va a alterar su cerebro. La gente se pensaba que era… bueno, algo excéntrico el viejito. Ahí está, el cerebro se alteró.

Les dicen que hay un bicho que no pueden ver: Les creyeron. Todo el mundo les dice que usen máscaras: La usa. Les dicen que se pongan una vacuna, que no es una vacuna: Se la quieren poner y hacen cola. Dicen “no vayas a trabajar”, toda la vida lo preparan para trabajar, salvo a ciertas razas especiales que no voy a mencionar. Todo el mundo quiere trabajar, dicen que no vaya a trabajar: No va a trabajar. La háwla wa la qúwata ílla billáh, húa wal alíl ‘adhím. Se puede hacer esto con un ser humano normal? No. Se hace esto con una lobotomía del cerebro de los últimos 50 años.

Los últimos 50 años se ha lobotomizado el cerebro mediante la ingesta de minerales pesados, de venenos varios, de drogas varias, mediante vacunas, mediante comida, mediante aire, mediante fumigaciones, mediante todo lo que se ha hecho en todos lados. No soy complotista. Creo en la venida del Mahdi (a.s) y sé que Allah (swt) tiene siempre una respuesta para todo. No soy complotista, no. A veces me distraigo un poco con algunos complots. Y algunos los miro por lo ridículos que son. Sin embargo, esto es real, real y concreto. Díganme si no, cómo siete mil millones de personas de cualquier religión, de cualquier color, de cualquier edad, de cualquier raza, veo niñitos chiquitos que no tienen obligación de ir con barbijo, con el barbijo puesto. Hoy mi nieto de cinco años en el centro del pueblo le preguntándome si él también tenía que usar barbijo. Cómo se logró eso? Como se logró? Subhana Allah

Mawlana Sheij Nazim Adil al Haqqani (q.s), lo sabía. Por eso nos dijo hace 40 años atrás y un poco más: Váyanse al campo, coman comida sana, planten sus alimentos, tomen agua, no tomen cosas químicas. Ni sabemos qué, ni sabemos dónde, pero nos envenenaron. Para hacer esto. Para lograr que la gente viaje en el medio del campo con un barbijo puesto, que ni siquiera sirve.

Hay un cosito que mandan por whatsapp muy lindo. Una trompa oscura dice: para gas; otra: unos filtro para no sé qué; y un barbijo: para el virus más mortal que existe. Una broma… Nos mienten, lo aceptamos. Nos cercenan, lo aceptamos. Nos obligan a hacer cosas ridículas, las aceptamos.

El otro día había una reja, un nylon, y un doctor con unas manos de plástico hisopando gente. Ridículo, ridículo, RIDICULO. Es ridículo.

Entonces, de qué estamos hablando? “Oh gente!, oh gente, No sigan a Satanás”, decía Mawlana en el año 2000. “Oh, gente que están siguiendo ahora?”. Satanás no necesita que lo sigas. Se está riendo, rodando de las vueltas de la risa que le genera.

Un puñado de personas en el mundo. Simplemente decimos: Qué están haciendo? “Gente grande” diría mí mi abuelo, gente grande, como diciendo: La háwla wa la qúwata ílla billáh, húa wal alíl ‘adhím. Claro, que hace la gente? cómo? Qué está pasando? Cómo se puede hacer esto? Se puede hacer con esto: Drogados, alcoholizados, de padres drogados y alcoholizados que han aspirado todos los químicos habidos y por haber. Se los han puesto en perfumes, se los han puesto en sprays, en jabones, en ropas. Los han tomado, los han olido, los han masticado y se los han restregado. Qué más queda? Se los han puesto en todos los orificios posibles habidos y por haber, de cualquier forma habida y por haber. Y entonces hoy les dicen cuidadoooooo . Realmente subhana Allah.

Después dicen que la Biblia, el Corán y todas las historias son cuentos de niños. Cuando Subhana Allah. Cuando el Profeta Noah estaba haciendo el barco, todo su pueblo y todos los que pasaban le defecaron adentro del barco. Hasta el punto que él no podía entrar. Y Allah mandó a una peste. Y mandó un adivino famoso que le dijo a ese pueblo y esa gente que la cura era restregarse en heces humanas. Y ellos mismos limpiaron el barco dejándolo brillante, rasqueteando con sus uñas hasta el último pedacito de hez humana para refregársela. Ustedes creen que es muy distinto esto? Ustedes creen que si mañana le dicen a la gente: hay que meterse en la cloaca. Olvídense: Las ciudades vacías otra vez. Porque la gente va a estar toda adentro de las cloacas bañándose en sus propias…

Subhana Allah. No es muy distinto. Y después dicen; esos son cuentos de niños. No, qué cuentos de niños? Subhana Allah. Subhana Allah

Cuando Sayyidina Ibrahim le decía a sus padres y a la gente que tenían que creer en un solo Dios, que no en los ídolos, le decían que estaba loco. Le tiraban piedras. A Moisés, Sayyidina Musa. Los judíos le decían que su Dios era un mentiroso, que no existía, que esto y lo otro. Y les decía, no hagan esto, no adoren aquello, no adoren el becerro, no hagan esto, Allah los va a alimentar bien.
Y eso ellos no. Subhana Allah. Subhana Allah.
Sayyidina Isa les pateaba los comercios que tenían el templo. Los quiso llevar hacia el amor y hacia la bondad. Sabiendo lo que venía. Y cómo le pagaron?

Esta época, lo gracioso es eso, está escrita hace milenios, y la gente está reaccionando exactamente como fue escrito, como si fuera un clavo. Por eso, “oh gente, no sigan a Satanás”. Mawlana Sheij Nazim (q.s) siempre decía: “Thiking”. Reflexionen. Piensen. Qué están haciendo? Qué están haciendo? Siempre hay salida en Allah (swt). No se dejen arrastrar por estas mayorías.

Recuerden siempre, no hay nada más mayor en este mundo que las moscas, y las moscas se alimentan de heces. No sigan a las mayorías.

Aquí algo está mal y hay algo que está muy bien.
Lo bien es que Alhamdullillah en el mundo sigue prohibido quedarse de noche, está prohibido beber alcohol en muchos lugares, prohibido andar haciendo porquerías por la calle, un montón de prohibidos. Eso está bárbaro. Lo malo es que lo han logrado, no porque la gente quiera ser buena, sino que lo han logrado por el miedo.
Pero bueno, Alhamdullillah, algo es algo, algo es algo.

Wa Amin Allahi t-tawfiq, bi hurmati habbibi, bi hurmati al Fatiha…