NOS DESPERTAMOS CUANDO MORIMOS

Ṣuḥbah del 17 de junio de 2021

Shaykh Mehmet Adil al-Ḥaqqānī
Lefke

As-Salāmu ‘alaykum wa-raḥmatu Llāhi wa-barakātuh.
A’ūdhu bi-Llāhi mina sh-shayṭāni r-rajīm. Bismi Llāhi r-Raḥmāni r-Raḥīm. Aṣ-ṣalātu wa-s- Salāmu ‘alá Rasūlinā Muḥammadin Sayyidi l-awwalīna wa-l-ākhirīn. Madad yā Rasūla Llāh, madad yā Sādātī Aṣḥābi Rasūli Llāh, madad yā Mashāyikhanā, dastūr Mawlānā Shaykh ‘Abdu Llāh al-Fā’iz ad-Dāghistānī, Shaykh Muḥammad Nāẓim al-Ḥaqqānī. Madad. Ṭarīqatuna ṣ-ṣuḥbah, wa-l-khayru fi l-jam’iyyah.

Sayyidunā ‘Alī raḍiya Llāhu ‘anhu, que Allāh ﷻ esté complacido con él, dice: «An-nāsu niyāmun, fa-idhā mātū intabahū».

Toda la gente está durmiendo. La gente vive sonámbula. ¿Cuándo despertarán? Las personas despertarán cuando mueran. Están dormidos en este mundo. No les importa nada y no aprecian las cosas. Pero al morir despertarán y entonces verán la verdad. Cuando despierten, para algunos será bueno, y será malo para otros. Para todos habrá un despertar. Porque Allāh ﷻ creó a la gente para que creyera. Quienes crean se salvarán y despertarán en este mundo. Pero si -una vez muertos- quieren despertar y creer en el Ākhirah, será demasiado tarde. No será posible, se despertarán como de un sueño y ese sueño no volverá a repetirse.Podemos ver que la humanidad lo intenta todo. Creen que saben qué hacer, sin embargo todo lo que hacen es inútil. El conocimiento y las acciones que no se dirigen a Allāhﷻ son solo esfuerzos inútiles. La humanidad es así a todos los niveles. Van a la escuela desde niños y ahora hasta hacen un examen para poder inscribirlos en las guarderías. Tienen que entrar en párvulos con un examen, en la escuela primaria con un examen, en la escuela secundaria y la universidad con un examen. Todos están preocupados por la educación de sus hijos. Los niños reciben educación, pero sus estudios no aportan ningún beneficio ni a la gente, ni a ellos mismos. Si la gente luchara -al menos- por el conocimiento útil… [Sin embargo] La humanidad ahora está persiguiendo cosas inútiles. Corren por nada. Algunas personas dejan que sus hijos estudien y con el tiempo, se vuelven contra sus padres y les pierden el respeto, entonces despiertan un poco a la realidad. Aun así no despiertan completamente hasta que mueren. Cuando mueren, comprenden que todo era inútil.

Estamos dando [mal] ejemplo, mostrando a los niños que todo lo que hacemos es inútil. La gente debería pensar bien y buscar complacer a Allāh ﷻ para que les traiga beneficios. Si trabajas para que tus hijos estudien, para que tengan éxito, para ganar una posición elevada… todo eso es temporal. Nada quedará de ellos. Lo que permanecerá es la  misericordia de Allāhﷻ, que está en la presencia de Allāhﷻ.

«Wa-l-bāqiyātu ṣ-ṣāliḥāt» (18:46). “Las palabras y acciones rectas que perduran son mejor” (18:46).

Perdurables son las acciones buenas y justas. Cuando mueras y las veas, serás feliz. Y quien no las tenga se lamentará. Pero ya habrán despertado. No podrán volver.
Que Allāhﷻ nos permita estar siempre despiertos.

Sayyidunā ‘Alī, karrama Llāhu wajhah, dijo un bello dicho: «An-nāsu niyāmun, fa-idhā mātū intabahū».

Significa: «Todo el ser humano está durmiendo». Toda la humanidad – África, Asia, Europa, América – todos. En todos los lugares donde hay seres humanos, procedentes de Ādam ‘alayhi s-salām, todos ellos duermen. ¿Cómo están durmiendo? ¡Oh, Mā shā’a Llāh!, sus ojos están abiertos, como si miraran a todas partes, no parecería que están durmiendo. [En este dicho] Dormir significa estar dormido cuando no estás durmiendo. Te despertarás. ¿Cuándo? Cuando te mueras. Cuando la gente muere, se despierta de este sueño, de su sueño, y ve la realidad.

Así que debemos prepararnos para este despertar. Incluso en dunyā (durante esta vida) debes tratar de despertar, tratar de estar despierto para hacer algo bueno. Cuando te despiertes verás algo bueno. No como la gente que se despierta lamentando lo que han hecho [en sus vidas]. «Oh, esto era la realidad, estuvimos durmiendo, no entendimos. Estábamos lejos de todo lo bueno». Incluso cuando la gente decía… y Allāh ﷻ nos da la mente para pensar y aceptar la verdad, pero esto no es lo que estábamos buscando; estábamos buscando otra cosa en nuestra vida. En nuestra vida estábamos buscando hacer un buen negocio, situarnos, conseguir una alta posición, buscamos muchas cosas y no hubo tiempo para buscar al Ākhirah o para pensar en nuestro Creadorﷻ. Ahora que estamos despiertos sí sabemos lo que debemos hacer…». Pero ahora no puedes hacer nada, solo puedes arrepentirte, nada más.

En dunyā también, la gente se pasa la vida haciendo de todo, como si fueran inteligentes y piensan que lo están haciendo para su beneficio. Pero incluso [pensando así] en dunyā están haciendo cosas sin sentido. Especialmente en esta época, la humanidad, lo está haciendo todo al revés. Antiguamente, los hijos e hijas ayudaban a la familia, respetaban a la madre y al padre y les servían; pero hoy en día lo que sucede es exactamente lo contrario. La familia solo se dedica a servir a los niños para que se sitúen lo mejor posible. Ahora tienen que hacer pruebas de admisión, incluso desde el jardín de infancia, en la escuela primaria, en la escuela secundaria, en el instituto y en la universidad. Cada vez en más sitios, antes solo había un gran examen para entrar en la universidad. Pero ahora, incluso en la guardería, hay algún tipo de pruebas y exámenes [para ver] si pueden entrar en el centro. Y las familias se preocupan y hacen todo lo posible para que los niños logren entrar; luego en la escuela primaria también es lo mismo, en la escuela secundaria también es lo mismo.

Esto que sucede en nuestro país, no sucede en Europa, allí no lo hacen; son más inteligentes que nosotros. Aquí todos los que imitan, piensan que cuando imitan a Occidente, están haciendo el bien. Pero imitan con ignorancia. No saben que en Europa, en cada universidad, debes pagar para entrar. Y desde el principio de la escuela, hacen que la gente vaya al lugar que pueda beneficiarle. Pero aquí, todo el país debe ir a una escuela, [quieren que] todo el país estudie en la universidad una pequeña variedad de profesiones. La gente está haciendo esto, pensando que es lo mejor y creen que están haciendo el bien, pero al final estos niños se rebelan contra ellos. Lo cual no es bueno para ellos, no es bueno para el país, no es bueno para los propios niños; se han convertido en gente rara.

Nunca están pensando en su relación con Allāhﷻ. ¿Por qué? Porque esta gente solo trata de empujar a los niños de la mañana a la noche para que estudien, esto es lo que buscan. Contratan maestros, maestros especiales o los envían a clases particulares, pero esta gente no está pensando en absoluto en Él ﷻ… «Di Bismi Llāhi r-Raḥmāni r-Raḥīm, aprende una āyah, un ḥadīth, como hacer wuḍū, … “. No les enseñan esto en absoluto y al final se convierten en gente que no es buena.

Si se hace esto, desde el principio debe hacerse por el bien de Allāhﷻ. Se debe tener la intención – «Hago que mis hijos sean obedientes para la familia, para la madre, el padre y que sean beneficiosos para la Ummah y buenos servidores para Allāh ﷻ». Si hay esta intención, serán buenos.

Pero cuando la intención no es buena, solo siguen a su ego, para decir: «Oh, mi hijo está en la universidad. Está en una universidad muy grande». Este hijo o hija, cuando consiga el título, te mirará y pensará «Oh, esta es gente ignorante». [Entonces] No hay respeto, nada. No se enseña el respeto, no se enseña nada. Solo despiertan cuando sucede esto… te tratan muy mal. Y cuando mueras, verás si hiciste el bien o no. Y en ese momento no habrá otra oportunidad.

Entonces, lo que Sayyidunā ‘Alī, raḍiya Llāhu ‘anhu, karrama Llāhu wajhah, dijo es: «Debes estar despierto aquí». No vayan todos como un rebaño, como un rebaño de ovejas, yendo todas juntas… incluso si una salta desde lo alto, todas van y saltan.
Esto es lo que pasó en nuestro país. Y la gente de Europa se ríe de nosotros. Piensan, “los engañamos y son ridículos, podemos hacer cualquier cosa con ellos”.

Quiera Allāhﷻ darnos el despertar, InshAllāh, para estar en el camino del Profetaﷺ, el mejor camino, para dunyā y para Ākhirah, InshAllāh.

Wa-min Allāhi t-tawfīq,
al-Fātiḥah.